"No se entiende el afán social por emitir, justo ahora, en la época de tensiones sociales en la que nos encontramos, este tipo de normas legales polémicas"

Agencia de control de la Salud

Si el Gobierno Nacional ha visto necesario crear una dependencia para monitorear la calidad de los servicios de salud y medicina prepagada, también debería preocuparse por controlar con fines de mejora el, en general, deficiente servicio de Salud Pública del país

831
día del agua

No fue oportuno el decreto gubernamental emitido la semana pasada, por medio del cual se crea la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess) por parte del Ministerio de Salud, y es que los colectivos de profesionales médicos señalan que el contenido de duicho decreto no fue socializado y contiene, a su juicio, aspectos poco claros que pueden prestarse a determinadas acciones en perjuicio de la Salud en general y sus servicios.  El Gobierno Nacional, por su parte, lanzó al respecto una campaña publicitaria, señalando que sí hubo aceptación de los galenos para la creación de esta Agencia, a lo que los dirigentes médicos responden que en realidad se aceptó que se crease la agencia, pero nunca fue socializado ni aceptado por el sector el contenido del correspondiente decreto, de allí su malestar y protestas.

Realmente no se entiende el afán social por emitir, justo ahora, en la época de tensiones sociales en la que nos encontramos, este tipo de normas legales polémicas; se podría esperar un tiempo para hacerlo ya que no existe urgencia alguna, en tanto se pudiera socializar adecuadamente y explicar sobre los alcances del cometido de la nueva agencia, con el fin de que no existan los malentendidos y la desinformación que el Régimen aduce.  Es lógico que, si no se discuten aspectos sensibles de la agencia en mención y no se llega a acuerdos y consensos previos, por lo menos en sus aspectos de mayor polémica se produzcan manifestaciones de malestar y protesta, sin que en ello tengan que ver los políticos que, según el Gobierno, atizan las protestas como medidas desestabilizadoras.

Esta situación originó inclusive una serie de rumores, sobre el techo de las tarifas por las consultas médicas, algo que fue desmentido por el Ministerio de Salud, pero precisamente esta clase de versiones surgen cuando no ha existido la previa y suficiente información sobre los alcances de una norma legal. Si el Gobierno Nacional ha visto necesario crear una dependencia para monitorear la calidad de los servicios de salud y medicina prepagada, también debería preocuparse por controlar con fines de mejora el, en general, deficiente servicio de Salud Pública del país, incluidos los que brinda el IESS, hoy objeto de reclamos en buena parte justificados.


..Opinión vía El Tiempo

 

Compartir
In this article