Las autoridades estadounidenses calculan que uno de cada 20 pacientes contrae una infección de este tipo

Clostridium difficile, la bacteria asociada a la ventilación que se puede contraer en hospitales

La Clostridium difficile, suele aparecer tras tratamientos prolongados con antibióticos, que destruyen buena parte de la flora intestina

410
Cirujanos-lavandose-300x168

Bacterias letales como la Clostridium difficile, bacilos gram negativos multirresistentes, hongos y neumonías asociadas a ventilación mecánica, son algunos ejemplos de infecciones que se pueden contraer en un hospital. Alrededor del 5% de las personas ingresadas en uno de estos centros resultan contagiadas por una infección nosocomial que, en algunos casos, puede acabar en muerte.

En casos de grave infección de la bacteria Clostridium difficile (C.diff), un trasplante, mediante una sonda conectada directamente al estómago del paciente, de una infusión hecha con heces de alguien cercano, ha resultado efectivo entre el 83% y el 94% de los casos, según un reciente estudio publicado en la revista NEJM. Hasta entonces ningún tratamiento había dado tan buen resultado. Sin embargo, el Ministerio de Salud canadiense cree que, debido a sus riesgos, la terapia fecal debe seguir restringida a ensayos clínicos.

Aunque todo esto puede resultar anecdótico, la verdadera noticia está en que muchas de estas bacterias están desarrollando cepas resistentes a ciertos antibióticos. En el caso de la Clostridium difficile, suele aparecer tras tratamientos prolongados con antibióticos, que destruyen buena parte de la flora intestinal, dejando a la C.diff a sus anchas. Lo verdaderamente grave es que este tipo de infecciones son contraídas en hospitales y centros de salud, lo que se conoce como infección nosocomial, del latin nosocomīum: hospital de enfermos.

En Estados Unidos, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ha puesto en marcha un plan para reducir el número de infecciones de bacterias resistentes contraídas en los hospitales. Las autoridades estadounidenses calculan que uno de cada 20 pacientes contrae una infección de este tipo. En total, dos millones de infectados y 23.000 muertes al año, una cifra del CDC que algunos expertos estiman como conservadora.


..Redacción

 

Compartir
In this article