Las úlceras crónicas son una patología frecuente en la sociedad con un impacto psicosocial elevado que limitan la vida de los pacientes ya que precisan de curas muy frecuentes

Diseñan en España un nuevo gel para el tratamiento de úlceras crónicas

diseñado en un primer momento para gelificar plasma rico en plaquetas que, al aplicarse sobre la úlcera, forma una microcapa a modo de malla no oclusiva, promoviendo la cura en ambiente húmedo y consigue una liberación sostenida de factores de crecimiento epidérmico

396
Gel-ulceras-300x171

Investigadores del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, en Madrid (España) consiguieron crear un nuevo gel para el tratamiento de úlceras crónicas que sirve de vehículo para la aplicación del plasma rico en plaquetas o factores de crecimiento epidérmico, dos bioterapias que pueden ayudar a la curación de las úlceras cuando éstas no responden a los tratamientos convencionales.

Las úlceras crónicas son una patología frecuente en la sociedad con un impacto psicosocial elevado que limitan la vida de los pacientes ya que precisan de curas muy frecuentes. Además conllevan también un coste económico sanitario importante. Asimismo, se ha de tener en cuenta que el 20% de las úlceras no responden bien a los tratamientos convencionales y se abre la necesidad de buscar terapias más avanzadas.

El Hospital Gregorio Marañón ha conseguido desarrollar un gel polimérico celulósico diseñado en un primer momento para gelificar plasma rico en plaquetas que, al aplicarse sobre la úlcera, forma una microcapa a modo de malla no oclusiva, promoviendo la cura en ambiente húmedo y consigue una liberación sostenida de factores de crecimiento epidérmico. En su desarrollo han participado la doctora Elena Conde, del Servicio de Dermatología del Gregorio Marañón, y el doctor en Farmacia Enrique Alía.

El plasma rico en plaquetas se define por contener una concentración de plaquetas superior a la basal en sangre periférica. Las plaquetas, además de su papel imprescindible en la cascada de la coagulación, almacenan en su interior proteínas esenciales en la cicatrización. El plasma también posee moléculas bioactivas que estimulan la migración, proliferación, diferenciación y metabolismo celular. Este método debe administrarse en un hospital.

El Servicio de Dermatología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, tras el diseño de un protocolo de uso compasivo, comenzó a tratar úlceras crónicas recalcitrantes con plasma rico en plaquetas, que se obtenían con material económico y una técnica fácilmente reproducible. Además, para simplificar el tratamiento se desarrolló un gel sencillo de obtener y económico que optimiza la aplicación tópica del plasma en úlceras cutáneas. Todo ello facilita el uso del producto en la práctica clínica habitual.

Factor de crecimiento epidérmico
Por otra parte, el factor de crecimiento epidérmico es un componente biológico obtenido de forma vegetal que favorece la cicatrización que gracias al nuevo gel desarrollado en el Hospital se puede aplicar de forma tópica por el propio paciente.

La aplicación tópica del factor de crecimiento epidérmico estimula la cicatrización de úlceras cutáneas agudas y úlceras crónicas. Con el nuevo gel se consigue una liberación sostenida y evita la disminución de eficacia. Además, este tratamiento se puede formular en las farmacias y el paciente se lo puede aplicar el mismo en su casa cada 48 horas y solo necesita que se mantenga en el frigorífico.

La financiación del proyecto de validación del nuevo método se ha conseguido gracias a una beca FIS del Instituto de Salud Carlos III. Con la ayuda de la Unidad de Apoyo a la Innovación del Instituto de Investigación Gregorio Marañón, se ha solicitado la patente española para el nuevo gel, de título completo “Composicion para la liberación controlada de compuestos”, que cuenta con el doctor en Farmacia Enrique Alía como coinventor del gel y desarrollador del mismo.

Compartir
In this article