Las predicciones de la Organización Mundial de la Meteorología apuntan a que este año el fenómeno será el más fuerte de los últimos quince años

La OMS alerta de que más de 60 millones de personas en el mundo sufrirán los efectos de El Niño

En países como Argentina, Brasil, Ecuador, Perú, Paraguay, y Uruguay se espera que haya lluvias por encima de la media hasta mayo que podrían provocar inundaciones y aumentar incidencia de enfermedades transmitidas por mosquitos

412
Fenómeno El Niño

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentado el pasado 22 de enero, el fenómeno meteorológico de El Niño afectará a 60 millones de personas en el mundo, 4,2 millones de los cuales ya han sido damnificados en Centroamérica. Las predicciones de la Organización Mundial de la Meteorología (OMM), apuntan a que este año el fenómeno será el más fuerte de los últimos quince años y es muy probable que se convierta en uno de los más potentes de los últimos 65.

El Niño es un fenómeno natural que resulta de la interacción entre el océano y la atmósfera en las zonas oriental y central del Pacífico ecuatorial. La última vez que hubo un episodio intenso de este fenómeno fue en 1997-1998 y provocó más de 20.000 muertes y pérdidas por valor de 34.000 millones de dólares.

El Niño ya ha afectado a 4,2 millones de personas en América Central, a 4,7 millones en el Pacífico occidental y a 30 millones en África austral, pero dada su expansión, se estima que otros 20 millones de personas en el mundo sufran sus consecuencias.

En América Central está provocado sequías que se mantendrán hasta marzo, “lo que hará perder las cosechas en el corredor de Guatemala, Nicaragua, Honduras y El Salvador“, indica la OMS. “Es poco probable que los hogares puedan recuperarse rápidamente de sus pérdidas actuales y futuras“, lo que posiblemente implicará que la región sufra un incremento de malnutrición aguda y severa.

También en Sudamérica la sequía contribuirá a un aumento de las dolencias respiratorias y de la piel, así como al riesgo de diarrea.
Otros de los problemas que sufrirá Centroamérica será la falta de agua potable, que podría generar casos de diarrea -una de las principales causas de muerte de los menores de cinco años- y enfermedades de la piel.

En otros países como Argentina, Brasil, Ecuador, Perú, Paraguay, y Uruguay se espera que haya lluvias por encima de la media hasta mediados de mayo que podrían provocar inundaciones y aumentar la incidencia de enfermedades que transmiten los mosquitos como el dengue, el zika o el chikungunya. Respecto a la posible relación entre El Niño y el actual brote de virus zika, el director de emergencias de la OMS, Rick Brennan, respondió en rueda de prensa que por ahora no hay nada concluyente al respecto.

Con respecto a Ecuador, el documento de la OMS recuerda que en el último fenómeno intenso ocurrido en 1997-98, los casos de malaria aumentaron un 440%.
..Susana Calvo

Compartir
In this article