La ONG señaló que el ataque al hospital Shiara no fue un incidente aislado, sino que forma parte de una tendencia

Médicos Sin Fronteras manifiesta su desprecio a los ataques a instalaciones médicas en la guerra de Yemen

MSF ha señalado que los servicios médicos esenciales se ven interrumpidos por culpa de los ataques, provocando que poblaciones altamente vulnerables no tengan atención sanitaria

320
Ataque-hospital-Yemen-300x167

Ayer lunes 25 de enero, Médicos Sin Fronteras (MSF) manifestó su absoluto desprecio por las reglas de la guerra en Yemen y el tremendo sufrimiento que está causando a la población de este país, por lo que exigió a todas las partes garanticen y respeten el acceso a la atención médica a los heridos de guerra y a las personas afectadas por los combates.

El ataque a tres clínicas y hospitales de Yemen en menos de tres meses fue lo motivó a MSF a denunciar los hechos y, más concretamente, a solicitar una investigación independiente sobre el bombardeo del pasado 10 de enero contra el hospital Shiara (gobernación de Saada), que dejó seis muertos y siete heridos. La Comisión Internacional Humanitaria de Encuesta (CIHE), que es el único organismo de investigación de carácter permanente con mandato para investigar posibles violaciones del Derecho Internacional Humanitario en el marco de las Convenciones de Ginebra, será la encargada de llevar a cabo esta investigación.

La ONG señaló que el ataque al hospital Shiara no fue un incidente aislado, sino que forma parte de una tendencia, ya que varias instalaciones médicas de esta organización han sido golpeadas en tres ocasiones durante los últimos meses. De hecho, este mismo hospital ha sufrido tres ataques en los últimos 10 meses, el último de ellos el pasado 21 de enero, en el que un conductor de una ambulancia del Hospital Al Gomhoury, que está apoyado por MSF, fue alcanzado por un bombardeo aéreo, que causó seis muertes y decenas de heridos.

Estos ataques son una pequeña muestra del nivel de destrucción que se está produciendo y las horribles consecuencias que está padeciendo la población civil que vive atrapada en la sangrienta guerra que se está librando en Yemen. Asimismo, la organización hace hincapié en que otros de lugares de encuentro, además de los hospitales, tales como escuelas, mercados y puntos de distribución de agua también están siendo bombardeados con regularidad.
”
MSF ha señalado que los servicios médicos esenciales se ven interrumpidos por culpa de estos ataques, provocando que poblaciones altamente vulnerables no tengan atención sanitaria, precisamente cuando la necesidad de atención de urgencia es crucial. Por eso califican de “intolerable e irresponsable” el hecho de que los estados empleen cada vez más una retórica que define los ataques contra instalaciones médicas como errores.

Con la investigación del CIHE se pretende que las partes implicadas en los ataques contra las instalaciones médicas debe expliquen por qué ocurrieron, y si el ataque a los servicios médicos forma parte de su política o es una mala práctica, siendo ambas razones inaceptables. Si se trata de una acción deliberada, tendrán que exponer que les llevó a considerar un hospital un objetivo militar legítimo y, si fue producto de un error, deberán esclarecer qué medidas van a tomar para que no vuelva a ocurrir de nuevo.
..Susana Calvo

Compartir
In this article