Esto no es una persecución, sino que nos acercamos por las múltiples denuncias de los usuarios

Una inspección destapa irregularidades en el Hospital Naval de Guayaquil

La evaluación, realizada entre el 5 de noviembre del 2014 y 5 de junio del 2015, revela fallas en su estructura física y falta de personal médico, fisuras en los quirófanos, grietas en pisos, puertas derribadas

479
hospitalnavalguayaquil

El pasado lunes se hizo público el informe final de una veeduría ciudadana que pide declarar al Hospital Naval de Guayaquil en emergencia “por no cumplir a cabalidad con los protocolos de bioseguridad”. El informe fue validado el 3 de mayo por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) y el caso fue notificado a la Contraloría y al Ministerio de Salud.

La evaluación, realizada entre el 5 de noviembre del 2014 y 5 de junio del 2015, revela fallas en su estructura física y falta de personal médico, fisuras en los quirófanos, grietas en pisos, puertas derribadas que, por si fuera poco, se han visto agravadas por el terremoto del pasado 16 de abril.

El presidente de la veeduría, Luis Castillo, explicó con fotografías y videos las irregularidades que detectaron: baños averiados, gabinetes oxidados, falencias en el laboratorio de Patología, camas en desuso, hongos en Neurocirugía, una morgue muy antigua… “Esto no es una persecución, sino que nos acercamos por las múltiples denuncias de los usuarios. Ahora esperamos que cumplan con las observaciones hechas”, dijo Castillo.

Raquel Rodríguez, presidenta del Cpccs, indicó que invitaron a las autoridades del hospital que fueron objeto de esa vigilancia para que todo fuera transparente. “Recordemos que la corrupción no solo está en el mal manejo de fondos, sino también en brindar un mal servicio”, comentó el lunes pasado, pero las autoridades no quisieron dar su versión, sino que sólo señalaron que no habían recibido el informe formalmente y que para ellos el reporte “no fue imparcial”.

El Hospital Naval empezó como un dispensario en 1976 y en la actualidad es un edificio de siete pisos, con 87 camas y 168 000 atenciones al año. La veeduría pide al Ministerio de Salud su “remodelación y ampliación total”, pero María Elena Chica, directora del Hospital Naval desde febrero, declaró que “las fotos -del informe de la veeduría- son antiguas. Todo fue remodelado en base a consultorías hospitalarias, entre 2013 y 2014”.

Las quejas contra el hospital no son nuevas. En 2012, Pablo Caicedo, cuya madre estuvo internada 25 días por un derrame cerebral y falleció el 30 de diciembre del 2011 por neumonía, puso una denuncia “por presunta propagación de enfermedad peligrosa”. Ese año, la Dirección de Salud del Guayas aprobó cambios en el sistema de climatización, tumbados, reemplazo de gabinetes oxidados y mejorar los protocolos de manejo de desechos, como indican los documentos enseñados por Caicedo, quien mandó oficios a la Presidencia de la República y a la Defensoría del Pueblo.

Las inspecciones del Ministerio de Salud se repitieron en el 2014 y 2015. Según Chica, esas observaciones fueron resueltas. “No encontraron grandes novedades. Y los mismos informes indican que han sido solucionadas”.

Sin embargo, tal y como asegura Xavier Burbano, consejero del Cpccs, se hará un seguimiento a los organismos que tienen que investigar el caso.
..Susana Calvo

Compartir
In this article