A lo largo de este año, se ha atendido 16 casos de síndrome de abstinencia en bebés en la Maternidad pública.

Maternidad Mariana de Jesús de Guayaquil reporta 16 casos de bebés con síndrome de abstinencia

Las autoridades afirman que el 70% de los recién nacidos son hijos de madres adolescentes que consumen varias sustancias, entre ellas la denominada droga “H”

624
sindrome abstinencia bebes

Desde hace 40 días, un bebé prematuro de seis meses está luchando por su vida en una incubadora en la Maternidad Mariana de Jesús, en el suburbio de Guayaquil. Su progenitora era consumidora de la denominada droga “H”, y desde hace pocos días, el bebé empezó a presentar los síntomas de abstinencia que un adulto experimenta cuando deja de consumir.

A lo largo de este año, se ha atendido 16 casos de síndrome de abstinencia en bebés en la Maternidad pública. Las autoridades afirman que el 70% de los recién nacidos son hijos de madres adolescentes que consumen varias sustancias, entre ellas la denominada “H”, y que siete de cada diez niños que nacieron con síndrome de abstinencia en esta maternidad son de madres adolescentes.

El bebé presentaba llanto, temblores, convulsiones, no succionaban o no se querían alimentar. A los neonatólogos les llamaba la atención y tuvieron que hacer una historia clínica más exhaustiva de la madre y encontraron que las madres eran adictas a las drogas”, comenta Kathiuska Hernández, directora de la Maternidad Mariana de Jesús.

En 2015, nacieron 22 bebés con el síndrome de abstinencia de las drogas en la zona 8, que comprende los cantones de Guayaquil, Durán y Samborondón, y hasta abril de este año, 16 recién nacidos registraron este padecimiento.

Osvaldo Andrade, que es pediatra neonatólogo y jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos donde los bebés reciben el tratamiento de desintoxicación, comenta que el pronóstico de vida de estos pacientes donde la madre consume día a día durante su embarazo, no es bueno, ya que dependiendo de la cantidad de droga que ella ingiera, estos niños pueden nacer hasta muertos. Otros males que pueden padecer los neonatos son problemas cardiacos, microcefalia, asfixia y daños gástricos.

La directora de la Maternidad explica que en algunos casos se busca a algún familiar para que otorgue los cuidados al bebé en reemplazo de su progenitora, ya que no todas abandonan el consumo de sustancias ilícitas pero, ante todo, se busca que las madres accedan al tratamiento, según Omar Garay, explicó el responsable del programa de Salud Mental de la zona 8 del Ministerio de Salud Pública. Asimismo, en el caso de las menores de edad, las autoridades trabajan con la familia, como afirma Diego Tipán, director nacional del control de la demanda de la Secretaría Técnica de Drogas: “No es sólo culpa del adolescente, detrás hay un contexto, y si no se aborda la integralidad del problema y sólo se trata al adolescente, no se va a conseguir una verdadera recuperación”.

Los hospitales privados también han registrados atención a bebés con este síndrome, una realidad que preocupa a los especialistas.
..Susana Calvo

Compartir
In this article