El Dr. Patel explica que si los niveles de troponina I son altos, independientemente de si el corazón parece saludable

Las pruebas de sangre de los donantes pueden estar frenando los trasplantes de corazón

Un equipo de investigación se propuso determinar si existen diferencias entre los resultados de los pacientes que recibieron el corazón de un donante con altos niveles de troponina I

261
blood-test-300x200

Un análisis de sangre utilizado para determinar si un corazón es apto para la donación puede ser que conduzca a rechazos innecesarios, y su uso debería ser revisado. Esta es la conclusión de un nuevo estudio publicado en la revista Circulation: Heart Failure.

La insuficiencia cardíaca se produce cuando el corazón es incapaz de bombear suficiente sangre rica en oxígeno por todo el cuerpo para ayudar a que funcionen otros órganos. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), de EE.UU., alrededor de 5,7 millones de estadounidenses tienen insuficiencia cardíaca.

En algunos casos, la insuficiencia cardíaca se puede tratar con cambios de estilo de vida – tal como una dieta saludable, hacer ejercicio y dejar de fumar – y medicamentos. Para la insuficiencia cardíaca terminal, sin embargo, un trasplante de corazón puede ser la única opción.

De acuerdo con la United Network for Organ Sharing (UNOS), a día 10 de junio de 2016, hay 4.147 personas en EE.UU. a la espera de un trasplante de corazón. Sin embargo, según el Dr. Snehal R. Patel, profesor asistente de medicina de la universidad de Albert Einstein en Nueva York, más de la mitad de estos pacientes no recibirá un trasplante.

Se ha centrado una gran de atención en encontrar maneras para inscribir a más personas como donantes de órganos, pero también existe el problema de que sólo un promedio de 1 de cada 3 corazones de donantes se trasplantan“, añade.

En muchos centros de trasplante de corazón, se examinan de forma rutinaria los niveles de troponina I en la sangre de los donantes potenciales – una proteína que se libera en respuesta al daño cardiaco.

El Dr. Patel explica que si los niveles de troponina I son altos, a menudo el corazón del donante será rechazado debido a la preocupación de que el órgano está demasiado dañado para funcionar después de un trasplante – independientemente de si el corazón parece saludable.

Los niveles de troponina I de los donantes no afectan a la supervivencia del receptor
Para su estudio, los investigadores evaluaron los resultados de los 10.943 receptores de trasplante de corazón mayores de 18 años gracias a los datos de UNOS. Todos los corazones de donantes tenían una función de bombeo normal, señalan los autores.

El equipo se propuso determinar si existen diferencias entre los resultados de los pacientes que recibieron el corazón de un donante con altos niveles de troponina I.

A los 30 días, 1 año, 3 años y 5 años después del trasplante de corazón, los investigadores no encontraron diferencias significativas en la supervivencia entre los receptores cuyos donantes tenían niveles elevados de troponina I y aquellos cuyos niveles eran normales.

Tampoco hubo asociación entre los niveles de troponina I de los donantes y el riesgo de muerte del receptor 1 año después del trasplante, informan los investigadores.

Además, los niveles de troponina del donante no supusieron ninguna diferencia en la incidencia de fracaso primario del injerto – pérdida de la acción de bombeo que se produce dentro de los 30 días siguientes al trasplante – y de la vasculopatía del injerto cardíaco – una forma de enfermedad cardiaca que puede limitar la supervivencia a largo plazo tras el trasplante cardiaco.

Nuestra investigación muestra que los centros de trasplante no deberían excluir a los corazones de donantes basándose únicamente en la troponina I elevada si el órgano puede de otra forma ser adecuado. En nuestra institución ya se ha cambiado la forma en que evaluamos a los donantes, y creo que estos datos darán lugar a cambios en todo el país“, concluye el Dr. R. Patel Snehal.
..Susana Calvo

Compartir
In this article