"Si el COIP era el purgatorio, el COS será el infierno para los profesionales de la salud"

“No habrá seguridad jurídica de la práctica médica mientras se les obligue a los médicos a atender más de 28 pacientes”

13496
Narváez

Un equipo de InfoSanitaria entrevistó al PhD Alberto Narváez Olalla quien es uno de los coordinadores de la Plataforma por la Salud y la Vida y Pastpresidente de la Federación Médica Ecuatoriana.

¿Qué se necesita para que haya seguridad jurídica de la práctica sanitaria?
Para que exista seguridad jurídica debe haber tres componentes elementales: primero adecuados cuerpos legales y buena gestión jurídica, es decir jueces, fiscales y peritos capacitados en el tema. El segundo componente son las medidas preventivas certificación y recertificación y el tercer elemento es que los servicios de salud tengan los recursos necesarios para ejecutar bien las actividades sanitarias, es decir: insumos, tecnología, condiciones adecuadas de trabajo, no sobreexplotación de los trabajadores y profesionales de la salud.

¿Los errores en la práctica sanitaria son frecuentes?
Uno de los problemas que existe en la práctica sanitaria es que los errores no son infrecuentes. Según la bibliografía plantea que los errores giran entre el 3% y el 4% según el país, el desarrollo científico, la infraestructura, etc. Uno de cada cien producen lesiones. Y son estos casos, por errores médicos, los que pueden llegar a ser judicializados y penados con cárcel. 

¿Es decir no todos los errores médicos deben ser juzgados bajo la misma lupa?
No. Muchas de las lesiones se pueden producir porque el médico cumplió con su deber objetivo de cuidado, pero hay problemas que a pesar de haber hecho todo adecuadamente es probable que se produzcan por que son efectos adversos, por ejemplo, de medicamentos o intervenciones,  obvio esos no son evitables y los médicos no tienen responsabilidad, se tienen que diferenciar de los errores que son probables y evitables por parte del médico y/o la institución.

El mayor problema de la seguridad jurídica es la ley en primer lugar, pues cuando ésta no diferencia lo que es un error médico, de lo que es un efecto adverso, la historia natural de la enfermedad, de contingentes, y tome en cuenta el desarrollo científico y tecnológico, la falta de insumos, infraestructura y presupuesto.

¿Existen definiciones claras en el ámbito legal respecto a la seguridad jurídica de la práctica médica?
Lamentablemente no. Quienes hacen las leyes desconocen este tema que es, además, sumamente complejo y requiere de un alto grado de conocimiento e investigación de las experiencias en ese campo en otros países, por ejemplo. Porque si no hay una buena definición jurídica que diferencie lo que es un error y lo que es una desviación de la práctica médica esto puede provocar el que muchos médicos sean injustamente procesados o demandados.

Si no hay un articulado claro en los ámbitos de sanción que son: lo civil, lo penal, lo administrativo y lo deontológico lo que se provoca es una gran cultura de demanda hacia el personal médico ya sea por mala práctica o por errores sanitarios no punibles.

¿En el proyecto de Código Orgánico de la Salud, que se trata en la Asamblea, se regula esto?
Actualmente solo existe una regulación en el ámbito penal, pero no existe absolutamente nada en el campo civil y administrativo. Eso debería regular el Código Orgánico de Salud y no convertirse en otra herramienta de persecución como pretende el gobierno. El COS debería ser una garantía para la práctica de la medicina en las mejores condiciones y no lo que pretenden aprobar, que será todo lo contrario a esto. Nosotros hemos presentado desde hace más de tres años una propuesta de COS bajo estos elementos, pero la han desechado y el proyecto actual resulta ser sumamente contraproducente para los derechos de los profesionales de la salud y de la población ecuatoriana. Es por eso que cada vez toma mayor fuerza la necesidad de organizarnos en sindicatos de médicos y profesionales de la salud, como en otros países.

En ese proyecto hay una confusión enorme de definiciones que provocarán inseguridad jurídica y eso generará demandas por causas interminables, con objetivos de indemnización principalmente. Si el COIP era el purgatorio, el COS será el infierno para los profesionales de la salud. Este tipo de políticas desestimulan la práctica médica y provoca otro problema: la práctica defensiva.

¿Qué es la práctica médica defensiva?
Es una consecuencia de la inseguridad jurídica a la que nos enfrentamos los profesionales de la salud. Consiste en que los médicos para evitar demandas piden más exámenes, más estudios, para tener mayor certeza. Pero en la práctica médica es comprobado que no existe siempre un 100% de certeza, pero es eso lo que no logran comprender quienes elaboran las leyes ni sus asesores. No entienden o no saben que existe algo que se llama el umbral de toma de decisiones. La práctica médica defensiva aumenta los costos para el paciente.

Es decir la seguridad jurídica de la práctica sanitaria no solo tiene relación con los profesionales de la salud sino con los pacientes. No habrá seguridad jurídica de la práctica médica mientras se les obligue a los médicos a atender más de 28 pacientes por día porque esto significa que no tienen el tiempo suficiente para dar una atención de calidad, y eso es responsabilidad de las autoridades que deciden las políticas de salud en el Ecuador.

¿Qué se puede hacer para prevenir los errores médicos?
Hay dos estrategias a nivel mundial para prevenir los errores médicos. La primera es la certificación y recertificación, es decir que los profesionales de la salud rindan exámenes cada cinco años para actualizar sus conocimientos. La segunda es el licenciamiento de las unidades de salud, es decir que todas las unidades cumplan con los requisitos básicos para dar una atención de salud de calidad y eficiente.
..Redacción

Compartir
In this article