Se estima que si todos los bebes fueran amamantados según las recomendaciones internacionales, se evitaría, a nivel mundial, la muerte de 820 000 niños al año

Ministerio de Salud Pública presentó estudio de vigilancia al Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna

66
DIWShRcXYAEMhmj.jpg large

El pasado 28 de agosto, el Ministerio de Salud Pública, con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), presentó los resultados del Estudio de vigilancia al Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna.

En el evento participaron Verónica Espinosa, ministra de Salud; Gina Tambini, representante de la OPS/OMS en el Ecuador, Katherine Silva, Oficial de Salud y Nutrición de UNICEF en el Ecuador; Adrián Díaz, asesor en Familia, Género y Curso de Vida de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Ecuador, y Gabriela Rivas, Gerente del Proyecto de Nutrición en el Ciclo de Vida Desnutrición Cero del Ministerio de Salud.

El objetivo de esta normativa internacional es contribuir a que los países tengan políticas públicas y de control que garanticen a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de los sucedáneos de la leche materna (fórmulas infantiles), sólo cuando estos sean necesarios, sobre la base de una información adecuada y mediante métodos apropiados de comercialización y distribución. Es un compromiso ético que los distintos gobiernos deben implementar para regular la comercialización de los sucedáneos de la leche materna.

En la investigación se concluyó que 1 de cada 2 madres recibió el consejo de alimentar a sus hijos con un producto lácteo en lugar de leche materna, recomendaciones que se dieron más en establecimientos privados que en públicos y quienes emitieron las recomendaciones de fórmulas lácteas fueron principalmente los médicos.

Por otra parte, el estudio reveló que 1 de cada 2 profesionales de salud recomienda iniciar el consumo de leches de fórmula antes de los 6 meses, cuando en el Código se indica que el niño o niña debe alimentarse exclusivamente con leche materna en ese periodo.

En las etiquetas de los envases de sucedáneos se determinó que contienen mensajes o imágenes que idealizan su consumo. Con respecto a los puntos de venta analizados, el 68% contaba con algún tipo de promoción de sucedáneos de leche materna que incumplen las disposiciones del Código, entre las que se destacan la reducción de precios, entrega de regalos y oferta de paquetes promocionales.

El estudio incluyó un análisis de información y publicidad de sucedáneos de la leche materna en medios de comunicación. El 80% de madres declararon haber visto promociones de sucedáneos de leche materna en medios masivos de comunicación. Se demostró que el gasto diario en publicidad de las empresas -de marzo a mayo del 2017- fue de USD 11 500.

La investigación se realizó entre el 2016 y 2017 en Quito y Guayaquil, con base en la metodología de investigación Net Code Protocol recomendada por la OMS. Se escogieron 33 establecimientos de salud públicos y privados, 33 farmacias cercanas a ellos y 11 farmacias o supermercados de cadena. La fuente de información fueron 330 madres de niños/as menores de 2 años y 66 profesionales de salud.

En conclusión el estudio evidenció el incumplimiento del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna por parte de las empresas fabricantes y comercializadoras de sucedáneos, lo cual influye en las recomendaciones de los médicos a las madres respecto de las prácticas de alimentación infantil, las cuales tiene un peso muy significativo en las decisiones de las madres.

Se estima que si todos los bebes fueran amamantados según las recomendaciones internacionales, se evitaría, a nivel mundial, la muerte de 820 000 niños al año, la mitad de episodios de diarrea, 1/3 de infecciones respiratorias y 20 000 muertes por cáncer de seno de las madres.

Este Código plantea recomendaciones para asegurar el uso correcto de los sucedáneos de la leche materna y métodos apropiados para su comercialización y distribución. Por ello se recomienda incorporar el contenido del Código de Sucedáneos en el Código Orgánico de Salud; establecer mecanismos permanentes de control y sanción del incumplimiento del Código y difundir masivamente su contenido para que los profesionales de salud y la ciudadanía puedan poner en práctica y exigir el cumplimiento.

La leche materna es el alimento ideal para recién nacidos y niños menores de 2 años. Les brinda a los lactantes y niños pequeños todos los nutrientes que necesitan para un desarrollo saludable. Es segura y contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los bebés de las enfermedades infantiles comunes, como la diarrea y la neumonía, que constituyen las principales causas de mortalidad infantil en el mundo. Ningún producto comercial brinda los mismos beneficios. En realidad casi el 100% de las madres pueden dar de lactar de forma natural y sin complicaciones, según cifras del MSP.
..Diego Armando M

Compartir
In this article