El presidente del Colegio de Médicos del Guayas reconoció la postura de la ministra de corregir cuando hay un error

Dr. Ernesto Carrasco: “El Código de Salud garantizaría una eventual despenalización del ejercicio profesional”

260
18-medicos

El Dr. Ernesto Carrasco, presidente del Colegio de Médicos del Guayas, ha atendido a InfoSanitaria, para explicar el rumbo del diálogo con el Ministerio de Salud Pública sobre el Código de Salud y la polémica entorno al acuerdo ministerial 108.

¿En qué beneficia el Código de Salud a los médicos ecuatorianos?

Son diversas razones las que benefician a los médicos ecuatorianos y por las cuales nosotros accedimos a conversar en la mesa del diálogo del Ministerio de Salud Pública. En primer lugar garantizaría una eventual despenalización del ejercicio profesional. Yo lo llamo así porque básicamente cuando hay una denuncia por mala práctica, lesiones o muerte, pasa inmediatamente a la fiscalía, después a los juzgados y de ahí pasa a un juicio, que puede terminar con prisión preventiva del médico. Este código en el artículo 75, establece que ahora, cuando hay denuncias de mala práctica profesional, donde haya lesión o muerte, tiene que abrirse una investigación por el Ministerio de Salud.

Originalmente esto lo que abría era una segunda vía de juzgamiento del médico por la vía administrativa, volviendo todavía peor la situación con un doble juicio, penal y administrativo. El cambio que nosotros exigimos en la mesa de diálogo es que si quiere el Ministerio de Salud abrir una investigación por la muerte o lesión de un paciente, se permita tanto en cuanto se convierta en un recurso de procedibilidad para la instrucción fiscal. Esto quiere decir que en el momento que haya una denuncia en la fiscalía sobre muerte o lesiones de un paciente, inmediatamente debe informarse al Ministerio de Salud para que haga el informe de investigación y solo si hubiera indicio de responsabilidad penal, en ese caso, con el informe del Ministerio regrese a la fiscalía, antes no. Básicamente con esto se terminaría la flagrancia, la prisión preventiva, los trámites judiciales de los médicos porque ahora son investigados por una comisión de padres del Ministerio de Salud, que determina el acto médico, si hubo negligencia, o en este caso imprudencia o no.

“Las multas son excesivas comparado con el ejercicio profesional nuestro”

¿A dónde podrán llegar en el diálogo sobre el Código de Salud?

Nosotros estamos planteando lo que necesitamos, la despenalización del ejercicio profesional que es una conquista de lucha gremial nuestra. El segundo punto que sí apoyamos, tal como está en la redacción del artículo 74, es que deben incluir la responsabilidad compartida entre la institución y el médico. Este artículo determina que si hay muertes o lesiones de pacientes y se determina que es por responsabilidad de la institución, no será imputable al profesional de salud. Además, en este código se debe reconocer la carrera sanitaria, que después habrá que reglamentarla con el aporte de nosotros, como Colegios Médicos, el tema de la certificación y recertificación, como parte de los procesos de la carrera sanitaria, para homologación salarial y para ascensos o escalafón, que también es incluido por nosotros.

De igual manera, estamos también en la discusión por el tema de las multas, ese es el punto más álgido de la discusión, porque las multas son excesivas comparado con el ejercicio profesional nuestro y las remuneraciones. La multa mínima es un sueldo básico y la máxima son treinta salarios básicos y se eliminan las formas legales de sanción verbal y escrita, se pasa directamente a pecuniaria y eso lo estamos peleando.

¿Cuál ha sido la posición de la ministra al escuchar la visión de los médicos sobre el Código de Salud?

No ha sido fácil porque la ministra es una persona muy ilustrada, muy preparada, de hecho llama poderosamente la atención que tiene un conocimiento basto en leyes anexas al ejercicio de la salud, entre estas Código Penal, la Ley del Servicio Público y otras cosas más. En la mesa que hemos estado sentados con ella, hemos notado que es una persona excelentemente preparada en temas de legislación, lo que nos hace ver que ella ha formado parte también de la redacción de este código y nos permite hablar con una persona que al final del día puede tener una voz importante en la Comisión de Salud, para que reciban los insumos que estamos generando en conjunto.

De igual manera tiene en ciertos temas una posición que no es negociable. Por ejemplo, insistimos en la negociación del tema de la violencia gineco-obstétrica, que para nosotros es exagerada. Se califica como violencia gineco-obstétrica el hecho de que no te pongan al niño recién nacido en el pecho de la madre, nos parece una exageración, pero aparentemente son puntos no negociables para la ministra y sus delegados, así que en ciertas cosas debemos ceder.

¿Cuál es su opinión del acuerdo ministerial 108 que tanta polémica ha causado?

El acuerdo ministerial 108 lamentablemente no vino en el tiempo indicado, ni en la situación adecuada, justamente por esta mesa de diálogo entre el ministerio y los gremios. El acuerdo 108 dice claramente que se contrató para la redacción del mismo a la Dra. María Belén Mena, presidenta de la Comisión Nacional de Medicamentos e Insumos, lo cual considero que es un error, que no es propio de la ministra, sino de sus asesores, porque este acuerdo 108 lamentablemente vuelve de manera más burocrática la adquisición de los productos para enfermedades catastróficas que están por fuera del cuadro básico nacional de medicamentos.

Creo que es un error, que no está en los tiempos, no fue la forma, pero debo de reconocer la postura de la ministra de corregir cuando hay un error.

La posición nuestra, honestamente, es que se perjudica básicamente a los pacientes, que van a ser los principales perdedores con este acuerdo porque va a ser casi imposible que se llegue a feliz término, primero por el trámite burocrático, segundo, que es donde nos incluyen a nosotros los médicos, con el famoso “conflicto”, porque se debe declarar que no tengas conflicto de interés, cuando la tendencia mundial es a declarar que tengas conflicto de interés.

La mayoría de los médicos que están en ese nivel de prescripción de este tipo de medicamentos, son médicos que han tenido capacitaciones por farmacéuticas internacionales y por eso no puede descartar su criterio de la efectividad de un medicamento.

Como está redactado el acuerdo, lamentablemente dejaría por fuera a la gran mayoría de médicos que están involucrados en la prescripción de estos medicamentos porque dice que se debe hacer una declaración juramentada de no tener conflicto de intereses, cuando la mayoría de la gente los tiene.

Finalmente, el mismo acuerdo 108, por su naturaleza ya crea un conflicto de interés del gobierno hacia el Ministerio de Salud Pública porque tiene el interés de no gastar dinero en medicamentos porque no tiene ese dinero. Creo que hay buscar maneras alternativas, no de negarle le medicamento a quien lo necesita, sino de financiar estas necesidades con medidas alternativas, descentralizando el programa de enfermedades catastróficas a los municipios o de alguna otra manera. Se quiere hacer pensar que esto es un agravio a los médicos del país pero no es así. Hay un trasfondo político y nosotros no nos vamos a prestar para eso.

“El acuerdo ministerial 108 es un error, que no está en los tiempos”

¿Por qué debatir este acuerdo ministerial en un espacio diferente al de la discusión del Código de Salud?

No es que es un espacio diferente. Ahí es donde viene el error por parte del Ministerio de hacerlo separado a la mesa de diálogo del código. De igual manera, la ministra de Salud fue llamada a la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, por la asambleísta Poly Ugarte, para tocar este tema específico de enfermedades catastróficas y presumo que por esa misma vía fue la resolución que toma la ministra de contratar a alguien para que le haga este acuerdo, cayendo en el error que cayó.

El acuerdo 108 no lo puedes incluir en una mesa de diálogo de una ley donde no está escrito porque estamos tratando una ley que ya está aprobada en primer debate.

Este acuerdo básicamente reemplaza al anterior, es una ley aparte de lo que se trata el Código de Salud pero debe ser tocada puntualmente porque la letras pequeña que nadie ha visto, que no está en el acuerdo pero si en los anexos, hay un punto que le pide al hospital que está solicitando el medicamento que haga un análisis del impacto económico sobre su presupuesto. Esto quiere decir que el hospital tendrá que analizar qué tiene que recortar de su presupuesto para poder darle un medicamento específico al paciente. Entonces, punto por punto debe analizarse el 108.
..Diego Armando M

Compartir
In this article