Los participantes expresaron su preocupación porque el Código obvie temas relacionados con diversidad sexual y de género

El proyecto de Código de la Salud se enriquece con propuestas de los propios actores

123
salud_32

El Frente Ecuatoriano por la Defensa de los Derechos Sexuales compareció ante la Comisión Legislativa del Derecho a la Salud en la que solicitó que el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos no tenga retroceso respecto a la ley que está vigente.

La representante del Frente, Virgina Gómez de la Torre, solicitó que es necesario tratar con cuidado temas como la anticoncepción y tecnologías de reproducción asistida. Además, indicó que son los temas que están invisibilizados y que se relacionan con la violencia basada en el género, la diversidad sexual.

“Se debe diferenciar el embarazo infantil del embarazo adolescente. El embarazo infantil debe ser visto como uno de los problemas más graves que hay que enfrentar con políticas que promuevan una vida libre de violencia”, añadió Gómez de la Torre.

Asimismo, la representante del Frente Ecuatoriano por la Defensa de los Derechos Sexual pidió regular y clarificar el derecho a la confiabilidad, a la intimidad y al secreto profesional, esto relacionado con la objeción de conciencia, que es un derecho que está en la Constitución.

Por otra parte, Ana Delgado Cedeño, de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador, tras calificar de importante el proyecto, presentó varias observaciones, entre ellas, la inclusión en la participación de los actores del sistema nacional de salud.

“El proyecto crea un Consejo Consultivo, integrado por la red de salud pública. Debe tener la participación de todos los actores del sistema nacional de salud, incluida la red complementaria, como la academia, la sociedad científica y otras instituciones que tengan que ver con los determinantes de la salud”, expresó Delgado Cedeño.

“Es necesaria la articulación de la red pública y la complementaria en el contexto del sistema nacional de salud. El sector privado aglutina el 64 % de los especialistas y subespecialistas del país, quienes se constituyen en un recurso humano muy importante para la atención de salud de los ecuatorianos. También tienen instituciones de atención de tercer nivel que pueden recibir las derivaciones del sector primario”, añadió la representante de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados del Ecuador.

Por su parte, Carlos Salas, vicepresidente del Observatorio Ciudadano GBLTI del Ecuador, expresó con preocupación que ciertos grupos fundamentalistas intenten retirar preceptos constitucionales establecidos en el artículo 11. Aquí se hace referencia al derecho a la no discriminación por orientación sexual e identidad de género.
..Diego Armando M

Compartir
In this article