Esta investigación describe como el consumo de suplementos nutricionales está aumentando a la vez que crecen los casos de dopaje no intencional

Desarrollan app que detecta factores de riesgo cardiovascular en pacientes asintomáticos

45
800persona-por-su-movil

Un grupo de investigadores de la Universidad de Deusto, el Hospital Universitario de Cruces, las universidades de Nantes y Bretagne Loire (Francia) y la Universidad de Valladolid desarrollaron una aplicación para iOS, cuyo objetivo es detectar factores de riesgo cardiovascular en pacientes asintomáticos.

Esta investigación, publicada en la revista “Nutrients”, describe como el consumo de suplementos nutricionales está aumentando a la vez que crecen los casos de dopaje no intencional. Así, el trabajo advierte que entre el 12% y el 58% de productos como proteínas en polvo, multivitamínicos, bebidas isotónicas o barritas contienen sustancias dopantes no etiquetadas.

En este sentido, publicaciones recientes muestran que es habitual encontrar pequeñas cantidades de estimulantes (como efedrina, esteroides anabólicos) y derivados hormonales (como testosterona, androsterona y nandrolona), prohibidos por la AMA y perjudiciales para la salud. En algunos casos se debe a un control de calidad deficiente por contaminación cruzada durante la fabricación, procesamiento o embalaje aunque, en otros, la adulteración de la sustancia es intencional, como recoge este nuevo artículo.

El científico José Miguel Martínez, investigador de la UA y uno de los autores del artículo, explicó que “se trata de un problema de salud pública ya el consumo de este tipo de productos para aumentar el rendimiento está en alza tanto en deportistas como en la población general. Además de los graves efectos sobre la salud, hay que añadir daños morales relacionados con pérdida de patrocinadores y sanciones derivadas de una posible detección en las pruebas de dopaje”.

“La cuestión de seguridad con respecto a los suplementos dietéticos es real y, por lo tanto, una mejora en la legislación actual que regula este mercado es necesaria para garantizar su seguridad y eficacia”, añadió Martínez.

En la actualidad, no existe un reglamento o apartado específico sobre el uso y aplicaciones de los suplementos dietéticos o ayudas ergonutricionales para deportistas, vinculados solo por las normas horizontales de legislación alimentaria.

El investigador Martínez indicó que “es conveniente desarrollar una legislación específica para estos productos con implicación en las políticas sanitarias, de actividad física y deporte, que faciliten la toma de decisiones en los deportistas”.

Del mismo modo, el hecho de que en estos productos alimenticios la información a menudo se omita en el etiquetado, explican desde ALINUT, “es una razón más que suficiente para sancionar a las compañías que las fabrican en conformidad con la legislación para la defensa de la calidad de los alimentos”.

La estrategia de búsqueda del grupo de investigación para llevar a cabo el estudio ha sido, tras recuperar más de 440 artículos, analizar un total de 23 procedentes de Alemania, EE UU, Suiza, Polonia, Reino Unido, Bélgica, Canadá, Italia, Australia, Serbia, República Checa y Sudáfrica, publicados entre 2000 y 2017.
..Diego Armando M

Compartir
In this article