Los esfuerzos mundiales por luchar contra la TB han salvado la vida de aproximadamente 53 millones de personas desde 2000 y han reducido la tasa de mortalidad por TB en un 37%

Nuevo compromiso mundial para poner fin a la tuberculosis

52
Bacilos-TB

El pasado viernes, 75 ministros han acordado tomar medidas urgentes para poner fin a la tuberculosis (TB) de aquí a 2030. El anuncio se ha hecho en la primera Conferencia ministerial mundial de la OMS para poner fin a la tuberculosis en la era del desarrollo sostenible: una respuesta multisectorial, que ha reunido a delegados de 114 países en Moscú. El Presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, inauguró la Conferencia, junto con Amina J Mohammed, Vicesecretaria General de las Naciones Unidas, y el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

“Hoy es un día crucial para la lucha encaminada a poner fin a la TB”, dijo el Dr. Tedros. “Evidencia un compromiso mundial esperado desde hace tiempo para acabar con las muertes y el sufrimiento provocados por esta antigua enfermedad letal”.

La Declaración de Moscú para poner fin a la TB es una promesa para incrementar la acción multisectorial, hacer un seguimiento de los progresos y fortalecer la rendición de cuentas. También servirá de orientación para la primera Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Tuberculosis de 2018, en la que se pedirá a los Jefes de Estado que renueven su compromiso.

Los esfuerzos mundiales por luchar contra la TB han salvado la vida de aproximadamente 53 millones de personas desde 2000 y han reducido la tasa de mortalidad por TB en un 37%. Sin embargo, los progresos en muchos países se han estancado, las metas mundiales están fuera de alcance y sigue habiendo deficiencias en la atención y la prevención de la TB.

Debido a ello, la TB sigue matando a más personas que ninguna otra enfermedad infecciosa. Hay importantes problemas asociados a la resistencia a los antimicrobianos, y la TB es la principal causa de muerte de las personas con VIH.

“Uno de los principales problemas ha sido la falta de voluntad política y una inversión insuficiente en la lucha contra la TB”, añadió el Dr. Tedros. “La declaración de hoy debe ir acompañada de un aumento de la inversión”.

A la reunión asistieron ministros y delegaciones de países, así como representantes de la sociedad civil y organizaciones internacionales, científicos e investigadores. Más de 1000 personas participaron en la conferencia de dos días de duración, en la que se adquirió el compromiso colectivo de intensificar la acción en cuatro frentes:

  • Actuar rápidamente para lograr la cobertura sanitaria universal mediante el refuerzo de los sistemas de salud y la mejora del acceso a la prevención y la atención de la TB centradas en las personas, velando por no dejar a nadie atrás.
  • Movilizar una financiación suficiente y sostenible mediante mayores inversiones domésticas e internacionales para colmar las lagunas en materia de aplicación e investigación.
  • Promover la investigación y el desarrollo de nuevos instrumentos de diagnóstico, tratamiento y prevención de la TB.
  • Fortalecer la rendición de cuentas mediante un marco de seguimiento y examen de los progresos conducentes a poner fin a la TB, incluidos los enfoques multisectoriales.

Los ministros también prometieron minimizar el riesgo y la propagación de la farmacorresistencia e incrementar los esfuerzos destinados a implicar a las personas y comunidades afectadas por la TB y en riesgo de contraerla.

La Federación de Rusia, que ha acogido la primera Conferencia ministerial para poner fin a la TB, celebró la Declaración de Moscú. “La tuberculosis es un problema multisectorial complejo que requiere una respuesta sistémica y altamente coordinada para abordar los factores que determinan la enfermedad”, dijo la profesora Veronika Skvortsova, Ministra de Salud de la Federación de Rusia. “El marco de rendición de cuentas que hemos acordado elaborar marca un nuevo comienzo y, con el apoyo de la OMS para coordinar y hacer un seguimiento de los progresos, esperamos que la Declaración de Moscú nos guíe hasta la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2018”.
..OMS

Compartir
In this article