Este estudio propone un novedoso sistema de administración de ARN pequeño de interferencia en preparaciones liposomales dirigidas específicamente al receptor KDR del factor de crecimiento del endotelio vascular en células endoteliales vasculares.

Nueva estrategia terapéutica para reducir la formación de vasos colaterales y varices gastroesofágicas

64
fotogrupo_540

Un equipo de científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas (CIBEREHD), pertenecientes al Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), desarrollaron un estudio en el que describen una nueva estrategia terapéutica para reducir la formación de vasos portosistémicos colaterales y varices gastroesofágicas, dos de las principales complicaciones de la hipertensión portal y la enfermedad hepática crónica.

Este estudio, publicado en la revista “Scientific Reports”, propone un novedoso sistema de administración de ARN pequeño de interferencia (ARNip o siRNA) en preparaciones liposomales dirigidas específicamente al receptor KDR del factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF) en células endoteliales vasculares.

En un modelo murino de hipertensión portal, un síndrome que ocurre en la enfermedad hepática crónica, los investigadores demostraron que esta terapia génica (siRNAKDR-lipoplexes) disminuye notablemente el desarrollo de los vasos colaterales y deteriora el potencial angiogénico patológico de las células endoteliales.

La investigadora Mercedes Fernández, autora principal del estudio, explicó que “aunque en los últimos tiempos hemos aprendido mucho acerca de la patofisiología de este crecimiento colateral portosistémico, este conocimiento no ha ido acompañado de avances en las terapias. El receptor KDR es un receptor de la superficie celular endotelial que está sobreexpresado en la hipertensión portal, y juega un papel clave en este desarrollo de vasos patológicos, contribuyendo a la progresión y agravamiento de la enfermedad, lo que lo convierte en una diana terapéutica perfecta”.

“Es importante destacar que con este tratamiento conseguimos disminuir la sobreexpresión patológica de KDR, sin afectar a los niveles basales de esta proteína, con lo cual se preservan sus funciones fisiológicas normales, necesarias para mantener los vasos sanguíneos sanos”, indicó la científica Fernández.

Las conclusiones de los investigadores también demuestran que los mecanismos que subyacen a la disminución de esta colateralización tras la reducción de KDR que permite esta vía terapéutica implican además la reducción de la proliferación de células endoteliales y disminución de la angiogénesis y la remodelación vascular.

Los científicos señalaron en este artículo la potencial aplicación clínica de este modelo de terapia celular para atenuar la formación de vasos patológicos. Una de sus aplicaciones más prometedoras podría ser la prevención de la formación de varices grandes a partir de varices pequeñas, uno de los cursos de evolución de la enfermedad hepática crónica para el que no se dispone actualmente de tratamiento.

“Nuestros colaboradores en la compañía biotecnológica Silence Therapeutics han desarrollado formulaciones para la administracion de siRNA similares a esta que se están probando con éxito en pacientes con otras patologías, como tumores sólidos avanzados, lo que refuerza aún más la relevancia traslacional y el potencial terapéutico de este enfoque. Dado el papel emergente de la angiogénesis en varias patologías humanas que incluyen la inflamación, la obesidad o el crecimiento tumoral, pensamos que esta terapia con siRNAKDR-lipoplexes podría proporcionar una nueva estrategia para tratar un amplio abanico de enfermedades”, finalizó la doctora Mercedes Fernández.
..Diego Armando M

Compartir
In this article