Este estudio ya ha sido protegido mediante patente y presenta un alto potencial de comercialización en el desarrollo de una nueva generación de inmunoterapias contra el cáncer

Descubren que los linfocitos TCD4+ activan una respuesta capaz de destruir tumores

128
linfocito_1_540

Científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (España) descubrieron que un tipo de linfocitos permite activar una respuesta capaz de destruir varios tipos de tumores.

Este estudio, publicado en la revista “Nature Communications”, ya ha sido protegido mediante patente y presenta un alto potencial de comercialización en el desarrollo de una nueva generación de inmunoterapias contra el cáncer.

La investigación ha mostrado que las células del sistema inmune conocidas como linfocitos T CD4+, en contra de uno de los dogmas de la inmunología, son capaces de capturar y destruir bacterias. Pero, además, son capaces de comportarse como células presentadoras de antígenos, que activan de forma potentísima a otros linfocitos (los T CD8+), que tienen el potencial de destruir varios tipos de tumores. Cuando los linfocitos T CD4+ se comportan como células presentadoras reciben el nombre de TCD4+P.

El investigador Esteban Veiga, del Centro Nacional de Biotecnología, explicó que “con este trabajo, no solamente hemos descrito una nueva función de los linfocitos, sino que hemos encontrado una nueva forma de darle uso a este descubrimiento. Hemos demostrado que podría ser útil en la lucha contra el cáncer. Vamos a seguir trabajando en este proyecto para, algún día, intentar convertirlo en realidad”.

El científico advirtió de que estos linfocitos T CD8+, sin embargo, para realizar esta función antitumoral tienen que ser previamente activados y, además, deben resistir el ambiente hostil que generan los tumores sólidos. “Hasta ahora se pensaba que la tarea de activar a los linfocitos T CD8+ era llevada a cabo casi exclusivamente por un tipo de células presentadoras de antígenos, conocidas como células dendríticas”, indicó Veiga.

La investigación demostró que este descubrimiento puede aplicarse en la práctica clínica. “Usando un modelo de melanoma agresivo de ratón, hemos demostrado que podemos emplear estos linfocitos T CD4+P (que capturaron bacterias modificadas genéticamente para expresar un antígeno tumoral) para proteger de forma muy eficaz contra la formación de los tumores”, añadió Veiga.

“En apoyo de estos datos, también observamos que los linfocitos T CD8+ que se activan por el contacto con los linfocitos T CD4+P, acaban siendo linfocitos de memoria central (que se ha visto que están implicados en la lucha antitumoral) que además expresan cantidades muy bajas de PD-1. Nótese que las inmunoterapias contra cáncer más exitosas de los últimos años están basadas en uso de anticuerpos contra PD-1, o su ligando, por lo que esta tecnología/descubrimiento cubre también el hueco que dejan estas estrategias para el cáncer”, finalizó Esteban Veiga.
..Diego Armando M

Compartir
In this article